REGION Costa Norte

Una de las partes más privilegiadas de Perú es la región de la Costa Norte pues su gente es hospitalaria, tiene una gastronomía sorprendente y la mayor parte del año presenta un clima cálido y caluroso en donde muchos viajeros llegan a disfrutar de sus bellezas naturales como las playas, realizan rutas arqueológicas y se divierten en grande.

Si te preguntas qué ver en la Costa Norte. Pues nada más y nada menos que Tumbes, Piura, La Libertad (Trujillo) y Lambayeque (Chiclayo) estarán a tu disposición para realizar cualquier recorrido según los atractivos propios de la zona así como también de sus rincones más interesantes en donde podrás pasar un día diferente.

En Tumbes es la única parte en donde podrás encontrar playas, desierto, selva y por si fuera poco hasta manglares, todo al mismo tiempo siendo ésta la región más pequeña que cuenta con el único río de toda la costa en el que se puede navegar y también con un hermoso bosque seco lo que hace ver a Tumbes como un oasis en medio del desierto.

En Piura la hospitalidad es su aspecto más resaltante pues anualmente es grandemente visitada por viajeros de todas partes y sus habitantes saben acogerlos con cariño. Esta región tiene numerosos valles, mares y también desiertos el que más sobresale es el Sechura puesto a que es el más extenso de todo el país.

La Libertad hace referencia a las ruinas de algunas de las antiguas civilizaciones importantes de Perú y posee las más reconocidas culturas del continente americano que van desde las huellas del hombre de Paiján hasta la Mochica o Moche y Chimú que en muchos documentales importantes han resaltado.

En Lambayeque podrás encontrar un pasado impresionante reflejado en sus esculturas ancestrales  como lo es el legendario Ñaymlap, cuya historia dice que llegó desde el mar en una balsa en donde se encontraba un grupo de seguidores. También podrás divertirte en los distintos balnearios que posee como Pimentel, Puerto Etén y también Salas.


Paseos&Excursiones Los imperdibles del lugar

Alojamientos Los mejores lugares para hospedarse